Aunque en los números anteriores hemos estado hablando sobre las reflexiones del obispo de Tenerife sobre la música litúrgica hoy en día; hoy quisiera hacer un espacio a las reflexiones que realizara Mons. Carlos Suárez Cázares, obispo auxiliar de Morelia, sobre este mismo tema, con motivo de la clausura del curso sabatino 2014-1015 del Instituto de Música Sacra de Morelia (ISMUSAM).
“Urge retornar a los principios generales planteados en la Sacrosanctum Concilium sobre la música litúrgica a ser ejecutada dentro de nuestras iglesias y volver a darles su auténtico significado”; con estas palabras inició la homilía para los alumnos del ISMUSAM y feligreses que ordinariamente asisten a las 9 de la mañana a nuestra Catedral. “Es necesario purificar de impropiedades de estilo muchos de los cantos que, aunque de buena fe ejecutan numerosas rondallas, coros y grupos parroquiales, distan mucho de ayudar a los fieles a profundizar, hacer más vivida y participativa nuestras celebraciones Eucarísticas. Hoy en día se necesitan verdaderos músicos de iglesia que siguiendo los verdaderos principios emanados de la S.C. y educados verdaderamente como tales, tanto en su aspecto espiritual, litúrgico y por supuesto técnico, efectivamente ayuden a solemnizar nuestras celebraciones litúrgicas”. Con estas palabras alentó a los 43 alumnos que este año concluyeron sus estudios musicales, 23 cursando el Diplomado Superior en Música Litúrgica y Sacra en diversos grados y niveles, a preparase adecuadamente para ejercer este ministerio “tan necesario e importante hoy en día en cada una de nuestras iglesias”. “El Instituto que hoy concluye su curso ha venido fungiendo, desde hace ya diez años, como un verdadero semillero de músicos para nuestras iglesias; en donde con un plan de estudios muy en sintonía con las directrices marcadas por la iglesia, va educando y conformando verdaderos ministros del canto y de la música litúrgica. Instituto que no es ya solo una promesa sino una constatable realidad que comienza a dar sus frutos en varias partes de nuestra Arquidiócesis así como en distintos foros que sobre este tema se realizaron y se siguen realizando a lo largo y ancho de nuestro país gracias a los alumnos que han pasado por sus aulas.” Culminó agradeciendo a los maestros y directivos que tan loable labor realizan en bien de nuestra Iglesia y los alentó a continuar con esta labor tan necesaria y urgente en nuestros días. Así mismo instó a seguir apoyando la labor del Instituto tanto en su parte educativa, así como también en su área espiritual, y como toda institución humana también su parte económica; para que sean cada vez más los frutos que el ISMUSAM entregué a las comunidades eclesiales de nuestra Arquidiócesis y de México en general por muchos años más. Después de la celebración Eucarística de acción de gracias, solemnizado por el coro Académico del Instituto; se concluyó este ciclo con un recital ofrecido por alumnos de diferentes niveles en órgano, guitarra y piano para posteriormente recibir su certificado de materias realizadas durante este ciclo.